Medio Ambiente

        REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUEL

        UNIVERSIDAD BICENTENARIA DE ARAGUA

 DECANATO DE INVESTIGACIÓN, EXTENSIÓN Y POSGRADO

         MAESTRÍA EN CIENCIAS POLÍTICAS

         Mención: Planificación Regional

        Cátedra: Desarrollo Regional II

 

MEDIO AMBIENTE Y RECURSOS NATURALES.SUSTENTABILIDAD Y DESARROLLO. SISTEMAS ALIMENTARIOS Y MEDIO AMBIENTE. EL PARADIGMA ECOLÓGICO. REFLEXIONES

Facilitador:                                                              Participantes:

Dr. Benny Márquez                                                 Alvia Dinino 

                                                                               Wilmer Hernández 

                                                                              Ana B Arriba 

 

 

 

 

Maracay 16 de julio de 2014

 

Introducción

            En los últimos tiempos se ha comenzado a dar mayor importancia a todo lo relativo al cuidado del Medio Ambiente, teniendo sobre todo aplicación en Energías Renovables y el uso responsable de los Recursos No Renovables, encontrándose por ejemplo fuertes inversiones en Energía Solar por parte de distintos gobiernos, o bien la industria que apunta a Reducir los Consumos de combustibles y electricidad.

            Pero la Sostenibilidad es solo uno de los primeros pasos que se debe dar para alcanzar lo que es conocido como Conservación Ambiental, que apunta fundamentalmente a los cuidados intensivos que deben aplicarse hacia la Flora y Fauna de una región o zona delimitada específicamente, como también teniendo alcance a nivel global.

            Es bastante frecuente que entre las Políticas de Estado se destine anualmente un presupuesto para afrontar esta temática en particular, como también lo que ya está estipulado en lo que respecta a protección de las Reservas Naturales, siendo éstas además explotadas como Destinos Turísticos y acompañan a ello la publicitación y promoción turística.

            La importancia de su aplicación radica no solo en lo turístico sino también teniendo la ventaja de ofrecer la Explotación Responsable de una buena cantidad de Recursos Naturales que pueden significar una importante fuente de dinero para la región como para todo el país en general, además de representar un beneficio para la población y su calidad de vida.

            El incumplimiento de estas tareas conlleva a la destrucción de muchos Paisajes Naturales generando no solo malestar en la población más cercana, sino también pudiendo originar diversos Trastornos a la Salud (ya que estas maniobras suelen estar acompañadas de uso de tóxicos a gran escala) como también la pérdida de Especies Autóctonas que tienen su hábitat en dichas zonas a proteger, alterando el equilibrio de muchos Ecosistemas y dañando seriamente a las poblaciones e individuos de una especie en particular.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Medio Ambiente y Recursos Naturales:

            Podemos comenzar diciendo que entendemos por medio ambiente al espacio en el cual el ser humano interactúa con la naturaleza en mayor o menor grado. El medio ambiente es todo aquello que nos rodea y aunque en la mayoría de los casos esta noción se relaciona con la naturaleza, también podríamos decir que en cierto sentido el medio ambiente puede ser el espacio creado artificialmente por el ser humano, como lo es una ciudad o un gran centro urbano. La importancia del medio ambiente es hoy en día innegable y esto tiene que ver con el abuso y el desgaste que el ser humano genera de manera cada vez más notoria sobre los complejos fenómenos naturales, provocando alteraciones al medio ambiente que afectan no sólo a otros seres vivos si no también a sí mismo.

            El ser humano siempre ha interactuado en mayor o menor grado con el medio ambiente ya que es de él de donde obtiene todos los recursos para su subsistencia. Sin embargo, en los últimos tiempos, el crecimiento de la población mundial a niveles desmedidos y el aumento con ella de las necesidades de alimentos y diversos tipos de recursos ha llevado al ser humano a generar severos daños en el medio ambiente planetario, algunos irreversibles, como el agotamiento de recursos no renovables, la contaminación de cursos de agua o del aire, la generación de gases del famoso efecto invernadero, etc.

            La importancia del medio ambiente estriba en el hecho de que todas las formas de vida toman lugar en él y no en otro lugar, por lo cual su cuidado y preservación debería ser uno de los elementos primordiales de la acción humana. Hoy en día existe una conciencia cada vez más notoria sobre la relevancia de estas acciones y no sólo los individuos si no también los gobiernos y las empresas han comenzado a desarrollar actividades que tiendan a preservar o a limitar el daño sobre el medio ambiente.

            Si bien el concepto de medio ambiente es repetido con frecuencia a nivel individual y de los grandes medios de comunicación, su real importancia se ha puesto de manifiesto en los últimos decenios, fruto de la mayor conciencia ecológica y de las consecuencias de la destrucción del entorno provocada por efectos no deseados del progreso industrial y económico.

            En forma sinóptica, puede entenderse como medio ambiente a todo aquello que rodea e interactúa con los seres vivientes en general, pero con el hombre en particular. Esta interacción motiva que la acción de la humanidad modifica al medio ambiente, pero también este entorno moldea las más variadas circunstancias individuales y sociales de las personas. Mientras que en términos estrictamente biológicos el medio ambiente comprende a los factores abióticos del ecosistema, en el terreno social se involucra otros aspectos, como la educación, la cultura y los vínculos entre personas, pueblos y naciones.

            Para comprender ambos aspectos que permiten definir al medio ambiente, puede ser útil la aplicación de los modelos de la teoría de los sistemas, de uso habitual en Informática y de creciente aplicación en ciencias biológicas. En este marco teórico generado por la denominada “teoría general de la información”, el ambiente (ecológico o social) se comporta como un cúmulo de factores de distinta naturaleza que ejercen su influencia sobre un sistema (la sociedad o un ecosistema, por ejemplo) y generan modificaciones en su historia natural. Estas variables externas son para los seres vivos el entorno geográfico, los factores del clima (precipitaciones, humedad, horas de exposición lumínica, temperatura, vientos) y la presencia agravante de contaminación (sonora, atmosférica, hídrica, del suelo). En el ambiente social, las variables demográficas y socioeconómicas desempeñan un papel cardinal. De igual forma, no puede prescindirse de la magnitud de ciertos factores de gran repercusión, ya sea esperables (catástrofes provocadas por el hombre, como las guerras o los desastres nucleares) o no previstas (terremotos, inundaciones, huracanes, entre otros).

            Así, la importancia del medio ambiente radica en su permanente intercambio con los seres vivos y con la humanidad en especial, con la capacidad mutua de modificación entre ambos actores tanto de modo beneficioso como en términos de las repercusiones negativas.

 Recursos Naturales se denominan Recursos Naturales a los bienes que proporciona la naturaleza y que sirven al ser humano para cubrir sus necesidades. Pero en un plano socioeconómico, se da un paso más allá, pues los recursos naturales son considerados como bienes materiales escasos (alimentos, materias primas y servicios ambientales) que son producidos por la naturaleza, sin interferencia humana, y a los que se les atribuye como objetivo primordial cubrir las necesidades humanas vitales, que son de carácter ilimitado.

            Atendiendo a esta premisa, la Ciencia Económica distingue los Recursos Renovales de los Recursos No Renovables. Los primeros, como su nombre indica, tienen una mayor facilidad para su renovación, por lo que son más difíciles de agotar. Mientras que, los Recursos No Renovables, son aquellos recursos que no se pueden producir al mismo ritmo que son consumidos, lo que implica que su obtención sea limitada.

            A pesar de ser uno de los bienes más preciados que posee el ser humano, la tendencia general durante los últimos años, ha sido la de infravalorar los recursos naturales, pues no se ha tenido en cuenta que el derroche y sobreexplotación de estos recursos está produciendo graves consecuencias para nuestro Planeta, como son el cambio climático, la pérdida de bosques, el detrimento de la diversidad en fauna y flora, la merma de los recursos del agua.

            Según las últimas tendencias politicoeconómicas, se pretende hacer un análisis de los mismos de forma que se pueda mantener e incluso estimular el crecimiento económico de forma controlada, tratando de preservar los recursos naturales. Esto es lo que se denomina “Desarrollo Sostenible” o “Sustentabilidad”.

            La Conferencia de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (Rio+20), celebrada en Río de Janeiro el pasado junio de 2012, fue un intento de las Naciones Unidas por implementar un mayor compromiso por parte de los Estados del Mundo para integrar la conciencia por el Medio Ambiente, y así paliar los efectos desastrosos que han llevado al agotamiento de los recursos naturales a consecuencia del desarrollo económico desmedido de los últimos años. Asimismo, se pretende reforzar el Marco Institucional para el Desarrollo Sostenible promoviendo que las tres esferas en las que incide desarrollo sostenible (ambiental, económico y social) converjan en la creación de Instituciones específicas encargadas de velar por su cumplimiento.

            En definitiva, no sólo cabe destacar la importancia de los recursos naturales, sino además su trascendencia, pues son imprescindibles para la continuidad del ser humano e incluso, la del propio Planeta.

Las consecuencias del uso irracional de los recursos naturales entre otros son:

1.- los plaguicidas usados en formas desmesuradas impiden a hongos y bacterias actuar sobre la materia orgánica en descomposición.

2.- los detergentes llegan directamente al agua, de los ríos, lagos o mares, afectando a los peces.

3.- los plaguicidas destruyen animales, principalmente insectos.

4.- los desechos industriales son descargados en ríos y arroyos, llegando al suelo muchos contaminares no degradables.

5.- la basura puede afectar el aire, al agua y al suelo, y permitir el desarrollo de algunos animales nocivos para el hombre (roedores, alimañas, etc)

6.- las emisiones de los autos pasan a la atmósfera en forma de monóxido de carbono y ese contaminante regresa después a la tierra por la acción de la lluvia o actuando en forma de smog fotoquímico.

7.-los combustibles fósiles incorporan a la atmósfera gran cantidad de bióxido de carbono, favoreciendo los fenómenos de inversión térmica.

8.- los aerosoles y aparatos de aire acondicionado contribuyen a la destrucción de la capa de ozono de la atmósfera.

9.- el ruido, común en las grandes ciudades, ocasiona, que las personas pierdan lentamente su capacidad auditiva.

10.- algunos residuos industriales pasan por la filtración a las corrientes de agua que el hombre utiliza para uso diario , por la falta de cuidado de su almacenamiento, los desechos son colocados en recipientes y luego trasladados a basureros tóxicos donde quedan a la intemperie; el agua, el aire y los cambios climáticos destruyen lentamente los depósitos y dejan libres los contaminantes que pasan al aire y al agua.

11.- los arroyos o ríos pierden su flora y su fauna característica al ser canalizados.

12.- los bosques se explotan como tierras de cultivo temporalmente, ya que después dejan de ser productivas.

13.- las montañas se erosionan al talarse árboles y arbustos.

14.- las enfermedades respiratorias, gastrointestinales y de la piel, aumentan su incidencia.

16.- el crecimiento desmedido de la población, trae como consecuencias mayor demanda de energía en forma de alimentos y para el transporte.

Sustentabilidad y Desarrollo:

            En los últimos tiempos se ha comenzado a dar mayor importancia al Cuidado del Medio Ambiente, sobre todo luego de los sucesos que generaron distintas Inclemencias Climáticas como ha ocurrido con el Tsunami del Sudeste Asiático, dándonos cuenta de que de tanto descuidar al planeta, éste nos está devolviendo distintos factores alarmantes que van más allá del Cambio Climático que genera malestares y modificaciones en la conducta de muchas especies.

            En muchos países y regiones se ha comenzado a trabajar en torno al desarrollo de las Energías Renovables, ya que actualmente la estructura está organizada en torno al consumo de Combustibles Fósiles que son agotables, siendo un recurso que además cada vez aumenta más de precio y hasta puede derivar en Crisis Financiera que golpea fuertemente a países, teniendo a la alternativa en los Recursos Renovables que nos provee la misma naturaleza.

            Es allí cuando entra en juego el concepto de Sostenibilidad, también referido como Sustentabilidad, que consiste básicamente en generar un entorno que tienda al Equilibrio Natural y que esto se mantenga constante, aplicando distintas metodologías y haciendo uso de la tecnología para que todos podamos llegar a los mismos recursos.

            El abuso y uso exagerado de estos recursos, referido comunmente como Sobreexplotación, es lo que genera que otros no tengan acceso a los mismos, siendo además perjudicial para un Ecosistema debido a que se producen falencias y hasta puede lograrse la desaparición de este bien, rompiéndose automáticamente el equilibrio.

            Quizá el caso más conocido es el caso de las Especies en Extinción, donde por una mala acción del hombre que por ejemplo realiza una Tala Indiscriminada de Bosques, puede generar la destrucción de un equilibrio que deriva en la Ruptura del Ecosistema y que muchas poblaciones de animales pasen a morir y a reducir sus comunidades, pasando a ser números reducidos o inclusive a desaparecer por completo.

            Los conceptos de Sustentabilidad y Sostenibilidad, están siendo incluidos en las agendas y en los distintos proyectos gubernamentales que apuntan hacia un mayor cuidado del Medio Ambiente, con la aplicación de subsidios e incentivos al desarrollo de Energías Limpias para poder ser aplicadas a distintos campos de la economía y la industria, entre otros ámbitos de aplicación.

            En esta ocasión, nos remitimos a la gran base de la producción de Materias Primas, teniendo que en primer lugar definir lo que es la Agricultura Convencional, siendo la aplicación de todas las tecnologías y técnicas modernas para obtener el mayor rendimiento de la Producción Agrícola, diferenciándose de lo que conocemos como Agricultura Ecológica, donde el factor fundamental está en el Cuidado del Suelo, teniendo una producción de mayor calidad y no tan enfatizada en la cantidad.

            La diferencia entre una y otra es que en el primer caso se utilizan productos de Síntesis Química para poder obtener un mayor rendimiento de las plantaciones, muchos de ellos impidiendo futuros cultivos o inclusive causando la pérdida de Fertilización del Suelo a largo plazo, mientras que en el segundo caso solamente se recurre al auxilio de Productos Agroquímicos.

            De esta última técnica, también conocida como Agricultura Tradicional por ser considerada como la utilizada con anterioridad a los avances tecnológicos (empleada desde épocas antiguas) es que se desprende la disciplina conocida como Agroecología, que parte de mediados del Siglo XX (teniendo mayor auge en los años ’60) y que busca fundamentalmente cuidar el suelo.

            Una de las formas por la cual podemos reconocer esta técnica está fundamentada en que no se aplica la tecnología para obtener una mayor cosecha, como en el caso de Control de Plagas, la utilización sin control de Fertilizantes Sintéticos o diversos productos de origen sintético, utilizando solamente lo que nos pone a disponibilidad la naturaleza.

            Se considera entonces a la Agroecología como una ciencia que tiene como campo de aplicación a las Agriculturas Naturales, con todas las técnicas posibles que se puedan obtenerse lo que son conocidos como Alimentos Orgánicos, que tienen una comprobada calidad superior que los obtenidos mediante forma convencional, ofreciendo una mayor cantidad de Nutrientes y Vitaminas, además de un apreciable mejor sabor.

            De este modo, no solo se logra un mayor Cuidado del Suelo, sino también es un beneficio para nuestro organismo pudiendo alcanzar los Valores Nutricionales que requerimos diariamente teniendo la necesidad de ingerir una menor cantidad, debido a que están en mayor concentración.

 

Sistemas Alimentarios y Medio Ambiente:

            Como dice la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, un sistema alimentario sostenible se conforma incluyendo el medio ambiente, la gente, los organismos y procesos, y esto es lo que hace que podamos acceder a la alimentación. Y con la población mundial creciendo como lo está haciendo, los sistemas que se usan para producir, procesar y llevar los productos agrícolas a los consumidores deben ser sencillamente sostenibles.

Los sistemas alimentarios abarcan:

– una serie de actividades relacionadas con la producción, el procesado, la distribución, comercialización, preparación y consumo de alimentos; y

– los resultados de esas actividades, que deben contribuir a la seguridad alimentaria (la estabilidad en el tiempo de la disponibilidad de alimentos, el acceso a los alimentos, y el uso de los mismos) y a otros aspectos socioeconómicos (como la riqueza) y ambientales (como las emisiones de gases de efecto invernadero).

            Un enfoque de sistemas alimentarios relaciona sistemáticamente las actividades de los productores, procesadores, distribuidores, detallistas y consumidores de alimentos que integran los sistemas alimentarios con la seguridad alimentaria y otros resultados. Esto sirve para:

  1. Aportar una lista de control que ayuda a garantizar que los temas pertinentes quedan incluidos en el diálogo para la mejora de la seguridad alimentaria (sobre todo en el contexto de otros objetivos) e identificar el conjunto de actores y otras partes interesadas que deberían formar parte del sistema.
  1. Evaluar los impactos sobre los sistemas alimentarios al centrarse en múltiples vulnerabilidades en el contexto de tensiones socioeconómicas.
  1. Determinar los principales factores limitativos que provocan la inseguridad alimentaria, identificando así posibles intervenciones para mejorar la seguridad alimentaria.

Al relacionar sistemáticamente las actividades del sistema alimentario con la seguridad alimentaria y otros resultados, este enfoque ayuda a aclarar la complejidad inherente en los sistemas alimentarios. Enmarca las interacciones como procesos dinámicos e interdependientes arraigados en contextos sociales, políticos, económicos, históricos y ambientales. Al adoptar un enfoque de sistemas alimentarios mejora la comprensión de las interacciones existentes entre seguridad alimentaria y tensiones ambientales o de otro tipo, facilitando así la toma de decisiones con respecto a las opciones de política adecuadas.

Actividades y resultados del sistema alimentario.

Actividades del sistema alimentario

 

            Producción de alimentos: recursos naturales, insumos, mercados….

Procesado y empaquetado de alimentos: materias primas, estándares, requisitos de almacenado…Distribución y venta de alimentos: transporte, comercialización, publicidad…Consumo de alimentos: adquisición, preparación, costumbres…

El sistema alimentario contribuye a:

 

            Bienestar social, Ingresos, Empleo, Riqueza, Capital social, Capital político, Capital humano, Seguridad alimentaria, es decir, estabilidad en el tiempo para:

Bienestar ambiental Existencias y flujos ecosistémicos,  Servicios ecosistémicos,  Acceso al capital natural, Disponibilidad de alimentos, Producción, Distribución, Intercambio, Acceso a los alimentos, Asequibilidad, Asignación, Preferencia, Utilización de alimentos

Valor nutricional, Valor social, Alimentos

DE POLÍTICA 2: Seguridad alimentaria para un planeta bajo presión 7

 

 Los retos de la seguridad alimentaria, y el uso de los recursos naturales deben alentar a los países a redoblar esfuerzos para colaborar en la gestión de los bienes públicos globales.

 

            Dado que el desarrollo humano y la seguridad alimentaria están íntimamente ligados, garantizar un futuro sostenible significa introducir cambios de consideración en la forma en que se producen, procesan, distribuyen y consumen los alimentos.

            Para ello se precisarán innovaciones científicas, tecnológicas y de política sólidamente respaldadas por el sector político, implementadas por el sector público y privado, y ampliamente aceptadas por la sociedad en su conjunto.

            La producción sostenible de alimentos debe anclarse sólidamente en el corazón de todos los esfuerzos por mejorar la seguridad alimentaria y potenciar el desarrollo humano. Garantizar que las personas más pobres y más vulnerables tengan acceso suficiente a los alimentos significa cambiar la esencia misma de cómo funcionan las economías globales (incluyendo hacer “más verde” la economía, junto con cambios sociales respecto de los patrones de consumo. La actuación política mejora enormemente cuando se fijan objetivos, pero los aspectos pluridimensionales de la seguridad alimentaria hacen que sea difícil de medir, sobre todo a nivel global.

            Existen algunos índices relativos a la disponibilidad, acceso y utilización de los alimentos (como por ejemplo la productividad agrícola, los precios de los alimentos, las escalas de nutrición, y determinados índices sustitutivos como son el retraso en el crecimiento de los niños, pero en general es difícil determinar indicadores clave que muestren tendencias futuras en la seguridad alimentaria. Pese a que un índice compuesto que agrupara algunos elementos de disponibilidad, acceso y utilización de alimentos con medidas del desarrollo económico y la estabilidad política podría resultar útil, es preciso aceptar que entre estos elementos es necesario hacer concesiones.

            Los retos de la seguridad alimentaria, el uso de los recursos naturales y el CAG deben alentar a los países a redoblar esfuerzos para colaborar en la gestión de los bienes públicos globales. Esto abarca una mayor coherencia entre sistemas y la planificación coordinada entre distintos marcos institucionales.

            Se precisan nuevos mecanismos institucionales para promover la colaboración entre los inversores públicos y privados de los sistemas alimentarios y reconocer el papel cada vez mayor que desempeñan los actores no estatales. Por último, las instituciones deben adoptar un enfoque más flexible para alentar elecciones más equitativas y sostenibles por parte de los consumidores. Para ello se precisará una mejora en la gobernanza de los sistemas alimentarios, dado que la gobernanza deficiente y los conflictos son motores clave de la inseguridad alimentaria.

Una economía más verde

 

            El rumbo hacia sistemas alimentarios y economías más sostenibles discurre por muy diversos caminos, abarcando una utilización de la energía y unos patrones de consumo más sostenibles y la intensificación sostenible de la producción de alimentos. Los enfoques agroecológicos basados en una serie de tecnologías y niveles de producción, una mejor comprensión de los sistemas alimentarios y una gestión mejorada desempeñarán papeles de importancia. La reducción de la pobreza y unas economías “más verdes” deben considerarse objetivos complementarios y no enfrentados, puesto que unos sistemas alimentarios sostenibles protegen los activos de los que dependen los medios de vida de las personas pobres. Se precisan por tanto políticas y instituciones favorables que ayuden a crear verdaderas oportunidades para el desarrollo económico de las comunidades pobres.

 

El Paradigma Ecológico:

 

            Se plantea la  necesidad de un cambio en los patrones de consumo de la población mundial. “Hay consumo superfluo que agota los recursos naturales no renovables y deteriora los renovables. Uno de los desafíos más difíciles que tiene la humanidad es lograr cambiar los patrones de consumo porque implica cambiar los patrones de producción”.

Actualmente América Latina es el continente que tiene la mayor concentración de biodiversidad del planeta. “El productivismo actual busca maximizar la eficiencia en animales y vegetales para maximizar el rendimiento. La comida hoy perdió su valor: es mercancía que atenta directamente contra la biodiversidad. Nuestro sistema alimentario es criminal porque destruye el medio ambiente, la civilidad campesina y la economía de los pequeños productores”.

             Estamos atravesando una crisis internacional entrópica y se plantea la necesidad de cambiar el paradigma. “Somos siete mil millones de habitantes en el planeta y se producen alimentos para doce mil millones. El viejo paradigma de consumir y consumir no cambia nada, devasta completamente todo porque los recursos naturales tienen un límite. Tenemos que cambiar el paradigma, nuestro sistema alimentario es uno de los responsables de la destrucción del medio ambiente en el planeta”.

            En cuanto al agua como el gran problema del futuro y a la biodiversidad como patrimonio de la humanidad que no merece “la lógica perversa de productivismo”. Existe la posibilidad de reconstruir una economía de la subsistencia moderna que restituya el valor a la comida y promueva una lucha sin fronteras contra el desperdicio.

            “El 80 por ciento de las semillas en el mundo son propiedad de cinco multinacionales. El resto es propiedad de los campesinos y de las comunidades. El día que perdamos este 20 por ciento no existirá nunca más la agricultura.  Si no hay una visión holística del mundo no se puede cambiar. El fortalecimiento de las economías locales será la nueva agricultura que salvará al mundo”.

 

 Reflexiones:

            Los sistemas alimentarios del futuro deben mejorar la seguridad alimentaria y evitar en lo posible la degradación ambiental. Se precisarán múltiples vías para conseguir una economía más verde y unos sistemas alimentarios también más verdes, entre otros mediante la reducción de desperdicios en todas las etapas del sistema alimentario y mayor participación del sector privado en la planificación y la toma de decisiones.

            Hay una necesidad urgente de desarrollar tecnologías y políticas que redunden en unas prácticas de producción sostenibles. Se precisa una planificación más integrada y mayor coherencia entre sistemas en el programa global de seguridad alimentaria. Es necesario cambiar hacia dietas más saludables a medida que las sociedades se hacen más ricas, para reducir la carga tanto ambiental como de salud pública. El reto de la seguridad alimentaria es adoptar un enfoque de sistemas alimentarios y afrontar el reto

 
 
 

 

 

 

 

 

 

Conclusiones

 

            En muchas localidades se han establecido diferentes tipos de actividades, ya sean industriales o comerciales y esto ha traído como consecuencia que sean afectadas las poblaciones que se establecen en la localidad. El bienestar de las comunidades de la biosfera está determinado por el buen uso que haga el hombre del ambiente, por el aprovechamiento racional de los bienes que ofrece la naturaleza.

            El hombre, en forma indiscriminada, ha hecha mal uso de los recursos naturales que nos provee la naturaleza, pues cada día ha ido deteriorando más su ambiente natural, ha roto el equilibrio de la trama de la naturaleza.

            Una cadena alimentaria es la transferencia de energía alimenticia a través de una sucesión de organismos que producen, consumen, y a su vez son consumidos por otros. Un ecosistema es un sistema estable de tipo circular en el cual existe una constante interrelación entre organismos vivos e inertes. Los componentes de un ecosistema son los productores, consumidores y descomponedores y su estructuración consta del biótopo y la biocenosis. Comunidad es un conjunto de individuos de distinta especie que ocupan un determinado territorio.

            De manera que al entender todo esto se puede decir, que para lograr la armonía del hombre con la naturaleza, es necesario que exista un control y una planificación acordes con el desarrollo social, educativo y económico del país, sin que para ello se deteriore el ambiente.

 

 

 

Bibliografia 

Ericksen P.J. et al., 2011. Mapping hotspots of climate change and food

insecurity in the global tropics. Cambio Climático, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS) Informe núm.5. http://ccafs.cgiar.org/resources/ climate_hotspots.

Evans, L.T. 1998. Feeding the Ten Billion: Plants and Population Growth.

Cambridge University Press: Cambridge, Reino Unido.

FAO 2002. El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo (SOFI) 2001. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura:

Roma, Italia.

FAO 2010. El estado de la inseguridad alimentaria en el mundo (SOFI):

Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura:

Roma, Italia.

FAO 2010. Agricultura “climáticamente inteligente”, políticas, prácticas y financiación para la seguridad alimentaria, adaptación y mitigación. Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura:

Roma, Italia.

Ingram, J.S.I., Ericksen, P.J. y Liverman, D.M. (Eds.) 2010. Food Security

and Global Environmental Change. Earthscan: Londres, Reino Unido.

Ministros de agricultura del G20. 2011. Declaración Ministerial: Plan de acción sobre la volatilidad de los precios de los alimentos y la agricultura. Reunión de ministros de agriciltura del G20, París, 22 y 23 de junio de 2011.

UK Government Foresight 2011. The Future of Food and Farming. Informe final de proyecto. Oficina científica del gobierno: Londres, Reino Unido.