Concejo Comunal

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD BICENTENARIA DE ARAGUA

DECANATO DE INVESTIGACIÓN, EXTENSIÓN Y POSTGRADO

MAESTRÍA EN CIENCIAS POLÍTICAS

Mención: planificación regional

Cátedra: administración pública

 

Facilitador:                                                                                     

Participantes:

                                                                                                Alvia Di Nino

                                                                                       Wilmer Hernández

                                                                                            Tania Reina

                                                                                           Ana B Arriba

 

Maracay, 30 de octubre de 2013

INTRODUCCIÓN

El Estado ha asumido como tarea la promoción de la organización popular impulsando la conformación de los consejos comunales a lo largo y ancho del territorio nacional y estos a su vez constituyen una forma de profundizar el modelo de participación y respuesta del estado ante las necesidades materiales y espirituales de nuestro pueblo

Las experiencias de organización popular, con sus fortalezas y debilidades, nos han permitido avanzar hacia la comprensión de los mecanismos diseñados para migrar hacia un nuevo modo de concepción y organización de la gestión del Estado.

El Poder Popular organizado se constituye en el motor que impulse la conformación del Nuevo Estado Socialista, como elemento básico en la transición al Socialismo. La propuesta como nivel orgánico de agregación de las comunidades, implica formas organizativas y culturales para la construcción del tejido social de la revolución. Se debe concebir como un espacio integrado a la nueva cultura política de la revolución.

No deben existir sin la visión sistémica, donde se consideren los niveles que las definen: las comunidades y las escalas territoriales que a su vez conforman y cualifica. Y deben ser un hecho en construcción; composición estratégica para la construcción del socialismo. En su gestación se configuran como producto y proceso.

La Asamblea Nacional cumpliendo con su rol histórico de legislar en función de los cambios cualitativos que la nación requiere y adaptando las normativas legales a las necesidades del pueblo aprobó la Ley orgánica de los Consejos Comunales y la misma fue publicada en la Gaceta Oficial Número 39.335 el día lunes 28 de diciembre de 2009. Esta novísima ley viene a corregir los vacíos legales que dejaba la ley de los consejos comunales del 10 de abril de 2006, la cual no establecía los pasos para la revocatoria de voceros y le daba características de cooperativas a los bancos comunales los cuales funcionaban desarticulados de los demás comités de trabajo.

Luego de discutir con las comunidades organizadas las potencialidades y debilidades de la ley derogada, surge un nuevo marco legal que busca guiar la actuación de los voceros comunales y de la sociedad en general, como máximo poder, a través de las asambleas de ciudadanos; con el propósito de fortalecer la administración del poder comunal.

RESEÑA HISTÓRICA.

Los Consejos Comunales en Venezuela surgen gracias a la reformación de la  estructura político-territorial como base del funcionamiento democrático del Estado; pero esta estructura tiene sus antecedentes en la historia de las poblaciones de todos los continentes. A lo largo de los siglos se registraron movimientos sociales generados por consejos comunales que marcaron pauta, por ejemplo los que ocurrieron en: Castilla (1520-1521): Nueva Granada (1580) o la histórica Rebelión de los Comuneros de Paraguay (1717-1735) donde nació el principio que reza: “la voluntad del común es superior a la del propio rey”.

Luego de la Primera Guerra Mundial surge  la figura de los Soviets Rusos. La palabra Soviets, quiere decir Consejo o Asamblea. Precisamente a través de éstas, los Marxistas, asumieron una lucha contra el Estado; en este marco histórico, con los Soviets Rusos como instrumentos de lucha social, nacen frases que hoy son muy comunes en nuestro país: “Todo el poder para el pueblo”, “Todo el poder para los Consejos de los Trabajadores”, además fueron los pioneros en organizar los “Comités de Tierras”. Con el pasar del tiempo, los soviets pasaron a ser órganos del gobierno al estilo de los parlamentos en otros estados, la estructura de ese Estado estaba conformada por una base integrada por sucesivos consejos hasta llegar a la máxima autoridad, el Soviet Supremo. Cada República Socialista tenía su propio Soviet Supremo y estaba en un nivel medio entre el poder local y el poder federal.

Por su parte en Alemania también operaron los Consejos Comunales, bajo la denominación de Consejos de Obreros, por los años 1917–1921 creados por los derrotados marinos alemanes, influenciados por los soviets rusos, llevan a su país esta estructura social que fue extendiéndose hasta abarcar espacios como: fábricas, policías, abastecimientos, organización del trabajo, entre otras.

En Venezuela los Consejos Comunales nacieron legalmente a la luz de la Ley Especial de los Consejos Comunales, presentado por la Comisión Permanente de Participación Ciudadana, Descentralización y Desarrollo Regional de la Asamblea Nacional, sancionada el 9 de abril de 2006 y publicada el 10 del mismo mes en la Gaceta Oficial Nº 5.806. Su objeto fue regular y desarrollar la conformación, integración, organización y funcionamiento de los Consejos Comunales y su relación con el Estado, para la formulación, ejecución, control y evaluación de las políticas públicas. Esta ley sufrió reformas hasta llegar al marco legal por el que hoy en día nos regimos: “Ley Orgánica de los Consejos Comunales” (Gaceta Oficial No 39.335, 28 de diciembre de 2009, Gaceta Oficial Nº 39.377 del 02 de marzo de 2010).

BASES CONSTITUCIONALES  DE LOS CONSEJOS COMUNALES

En 1998 llega a la Presidencia Hugo Chávez Frías. Entre una de las banderas de su candidatura sostuvo la de la celebración de una constituyente, la cual fue convocada y culminó con la promulgación en 1999 del actual texto Constitucional, la convocatoria a una constituyente abrió un capítulo inédito en la historia de la sociedad civil venezolana la misma creo innumerables formas de participación ciudadana directa de los asuntos públicos, colocando en un segundo plano los mecanismos de representación o participación indirecta. “La democracia representativa da paso a la democracia participativa, al establecer el derecho de todos los ciudadanos a intervenir en todos los asuntos públicos, en todos los niveles” (Salamanca, 2003: 142).

La Carta Constitucional desde su preámbulo establece que “…el fin supremo de la misma es crear una sociedad democrática, participativa y protagónica…”. De esta manera se configura el basamento constitucional expresado en valores de la participación ciudadana. Entre los principios fundamentales que establece la Constitución Nacional, se destaca el artículo 6º “el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y de las entidades políticas que componen es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables”. Este dispositivo constitucional obliga a aquellos que dirigen los poderes públicos del estado a reformular la relación con los ciudadanos para incorporarlos al proceso de democratización de la gestión pública, puesto que el principio participativo informa y caracteriza al propio sistema de gobierno (Morales, Cuñarro y Leal, 2006).

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, en lo sucesivo CRBV, persigue crear controles sociales efectivos sobre la gestión del Estado y en este esfuerzo las formas democráticas de gobierno, la representación y la participación,…

Los Consejos Comunales nacen en Venezuela como un instrumento del Poder Popular para construir una sociedad de equidad y justicia social. Eso en la práctica significa que el pueblo organizado se moviliza para resolver necesidades sociales (alimentación, transporte, telecomunicaciones, vivienda y hábitat) y concretar aspiraciones de participación protagónica de las comunidades, especialmente de aquellas empobrecidas, atomizadas, desarticuladas y marginadas.

CONCEPTO DE CONSEJO COMUNAL.

El Consejo Comunal es la instancia de participación, articulación e integración entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales y, los ciudadanos y ciudadanas, que permiten al pueblo organizado, ejercer directamente la gestión de políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades y aspiraciones de la comunidad en la CONSTRUCCIÓN DE UNA SOCIEDAD DE EQUIDAD Y JUSTICIA SOCIAL.

Es la forma de organización más avanzada que pueden darse los vecinos de una determinada comunidad para asumir el ejercicio real del poder popular, es decir, para poner en práctica las decisiones adoptadas por la comunidad. Es además, la instancia básica de planificación, donde el pueblo formula, ejecuta, controla y evalúa las políticas públicas. Así, incorpora a las diferentes expresiones organizadas de los movimientos populares. El consejo comunal también es la base sobre la cual se construye la democracia participativa y protagónica que plantea la Constitución Bolivariana de Venezuela. El rol político de los consejos comunales es fundar el poder popular que superaría la estructura clásica de los tres poderes públicos republicanos Inteligencia emocional no es reprimir las emociones, sino dirigirlas y equilibrarlas.

PARA QUÉ SIRVE

Si entendemos que el Consejo comunal es la instancia social que asume el ejercicio real del poder popular, entonces se convierte en la plataforma humana que alcanza el mayor grado de participación, protagonismo y gerencia comunitaria dentro de un ámbito geográfico cuidadosamente delimitado, y sirve para diseñar, realizar, controlar y evaluar la calificación final de proyectos sociales destinados a solucionar problemas de salud, educación, trabajo, deportes, medio ambiente, habitacionales, etc. de la comunidad. Sirve además como centro de información, producción y promoción de procesos participativos y para la identificación de problemas comunitarios.

PRINCIPIOS Y VALORES DE LOS CONSEJOS COMUNALES

 Ley Orgánica de los Consejos Comunales, enuncia en forma respectiva, un buen numero de principios y de deberes que apuntalan y sustentan la acción de tales instancias de articulaciones y participación, con el entendido que no puede existir acción alguna con interés social que no esté anclada y basada en valores que viabilicen con acierto el norte de las ejecutorias. En este sentido, nos expresa el legislador que la organización y el funcionamiento de los Consejos Comunales se debe regir siempre con los valores de la corresponsabilidad, cooperación, solidaridad, transparencia, rendición de cuentas, honestidad, eficacia, eficiencia, responsabilidad social, control social, equidad, justicia e igualdad social y de género.

OBJETO DE LA LEY

Tiene por objeto crear, desarrollar y regular, en el marco de los lineamientos previstos en la Ley Orgánica del Poder Popular, la conformación, integración, organización y funcionamiento de los consejos comunales del poder popular; su desarrollo armónico sustentable y sostenible dentro de un sistema de economía social; y la relación de éstos con los órganos del Estado, para la formulación, ejecución, control y evaluación de las políticas públicas.

CONSEJOS COMUNALES DEL PODER POPULAR

Los Consejos Comunales constituyen el espacio para la participación de los ciudadanos y las ciudadanas a objeto de llevar a cabo la integración y articulación entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales y los órganos del Estado, con la finalidad de permitir al pueblo organizado ejercer directamente la gestión de las políticas públicas y la ejecución de proyectos, orientados a responder a las necesidades y aspiraciones de las comunidades en la construcción de una sociedad de equidad y justicia social.

PERSONALIDAD JURÍDICA

Los consejos comunales constituidos y organizados conforme a la Ley, adquieren su personalidad jurídica mediante el registro ante el ministerio del Poder Popular con competencia en materia de participación ciudadana (Art 17 LOCC).

¿DÓNDE RESIDE EL PODER DE LA COMUNIDAD?

El poder no reside en el Consejo Comunal sino en la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas, conformada por las personas que habitan en esa área geográfica y que se reúnen para tratar acerca de los asuntos de su interés.

Es ella la que elige a las personas que conforman el Consejo Comunal. Esta asamblea es la máxima autoridad de la comunidad. Sus decisiones tienen poder vinculante para el Consejo Comunal. Es allí donde radica el poder popular.

El quórum de estas asambleas debe ser del 10 % de la población mayor de 12 años de dicha área geográfica.

PRINCIPALES OBJETIVOS DE LOS CONSEJOS COMUNALES

Articular las organizaciones de base presentes en la comunidad y promover la creación de nuevas donde sea necesario. Hay sumas que multiplican. Eso debe ser el Consejo Comunal

Elaborar un plan único de trabajo para atacar los problemas que la comunidad puede resolver con sus propios recursos y evaluar sus resultados. Para ello debe analizar los recursos materiales y humanos con que cuenta la propia comunidad y lograr el apoyo de los vecinos para resolver los problemas.

Promover la elaboración de proyectos en relación con los principales problemas que por sus altos montos o complejidad la comunidad no esté en capacidad de resolver. Estos proyectos deben ir al presupuesto participativo o a otras instancias de financiamiento.

Ejercer el control social en todas las actividades que se desarrollan en la comunidad, sean éstas de orden estatal, comunitario o privado (alimentación, educación, salud, cultura, deportes, infraestructura, cooperativas, misiones, y otras.)

¿CÓMO INTEGRAR EL CONSEJO COMUNAL?

Voceros y voceras de las diferentes actividades sectoriales (salud, educación, cultura, deportes, vivienda y otras).

Voceros y voceras de las microunidades vecinales.

Voceros y voceras que tendrían tareas de coordinación ejecutiva y administrativa (coordinador o coordinadora principal, persona responsable de tareas administrativas, otra para las tareas de secretaría). Estos cargos pueden ser rotativos si así lo estima la comunidad.

¿CÓMO ESTÁ CONFORMADO EL CONSEJO COMUNAL?

ÁREAS DE TRABAJO

Las diversas organizaciones existentes en la comunidad deben integrarse a la comisión respectiva de acuerdo a su área de trabajo. Así tenemos:

  1. Economía popular (Consejo de Economía Popular, cooperativas, microempresas, bodegas solidarias, Mercalito y otros).
  2. Contraloría social.
  3. Educación y deportes (misiones educativas, club deportivo y otros).
  4. Cultura (grupos culturales, grupos religiosos y espirituales, y otros).
  5. Comunicación e información (medios alternativos comunitarios y otros).
  6. Salud, Desarrollo Social y Alimentación (comité de salud, comité alimentación, Comité de Protección Social, club de abuelos y abuelas y otros).
  7. Vivienda, Infraestructura y Hábitat (Comité de Tierra Urbana, mesa de agua, mesas de energía, cuadrilla ambientalista y otros).
  8. Justicia de Paz, Seguridad y Defensa (unidad de defensa).

Vocero o vocera: Es la persona electa por la asamblea de ciudadanos y ciudadanas para cumplir con los mandatos de la comunidad. No está facultada para negociar o tomar decisiones individuales. No es un o una representante a quien le hemos entregado nuestro poder para que decida por nosotros.

Un vocero o vocera es un servidor popular, un servidor o servidora de la comunidad.

¿QUÉ SE REQUIERE PARA SER VOCERA O VOCERO?

Ser habitante de la comunidad.

Solvencia moral.

Disposición y tiempo para el trabajo comunitario.

Espíritu unitario.

Capacidad de trabajo en colectivo.

Compromiso con los mandatos de la comunidad.

Que no acumule cargos directivos de elección popular.

Para dar formalidad al proceso de constitución de los Consejos Comunales y evitar que éstos se constituyan limitándose a reunir a las y los dirigentes de las organizaciones ya existentes, que no siempre cuentan con el apoyo popular, sugerimos la conveniencia de que exista un periodo de transición hasta la conformación propiamente tal del Consejo Comunal, tiempo durante el cual se elija un equipo promotor provisional. Probablemente se requieran algunas semanas o meses de trabajo y maduración.

FUNCIONES DE LOS INTEGRANTES DEL CONSEJO COMUNAL

  1. Articular las organizaciones de base presentes en la comunidad y promover nuevas organizaciones donde sea necesario.
  2. Elaborar un plan único de trabajo para atacar los problemas que la comunidad puede resolver con sus propios recursos y evaluar sus resultados.
  3. Analizar los recursos materiales y humanos con que cuenta la propia comunidad.
  4. Lograr el apoyo de los vecinos para resolver los problemas de la comunidad.
  5. Promover la elaboración de proyectos para resolver los principales problemas que no están a su alcance. Estos deben ir al presupuesto participativo para introducirlos ante las instituciones de financiamiento.
  6. Participar con un vocero en la elaboración del presupuesto participativo.
  7. Recopilar, procesar y dar prioridad a las propuestas de las organizaciones comunitarias.
  8. Ejercer el control social en todas las actividades que se desarrollan en la comunidad, sean éstas de orden estatal, comunitario o privado (alimentación, educación, salud, cultura, deportes, infraestructura, cooperativas, misiones, etc.).
  9. Promover la constitución de cooperativas y elaboración de proyectos de desarrollo endógeno.
  10. Promover la movilización de la comunidad en defensa de sus proyectos.
  11. Defender los intereses colectivos, coordinando la ejecución de los mandatos de la asamblea de ciudadanos y ciudadanas.
  12. Contribuir al desarrollo político y cultural integral de los miembros de la comunidad.
  13. Organizar el voluntariado social en cada una de las comisiones de trabajo.
  14. Establecer el orden y luchar contra la delincuencia y la corrupción.
  15. Nombrar voceros y voceras para que el Consejo esté presente en las instancias superiores de participación.

FUNCIONES DEL COMITÉ DE CONTRALORÍA SOCIAL

  1. Solicitar copia certificada del proyecto de la comunidad e informar a la misma sobre el proyecto.
  2. Solicitar copia simple de las actas de los estatutos de las cooperativas de administración de recursos populares e informar a la comunidad sobre su contenido.
  3. Verificar el presupuesto del proyecto, monto, comparación de precios, entre otros.
  4. Velar porque los materiales sean de buena calidad y se mantengan en buen resguardo.
  5. En caso de que la mano de obra no sea voluntaria, verificar que el pago sea solidario.
  6. Solicitar ante la Cooperativa de Administración de Recursos Populares el movimiento financiero de la cuenta corriente e informar a la comunidad.
  7. Verificar que la obre se ejecute en el tiempo estimado.
  8. Solicitar a la ingeniería municipal la asistencia técnica a la obra.
  9. Informar a la comunidad sobre los avances del proyecto.
  10. Sostener reuniones con otros comités de contraloría social de otras comunidades para compartir e intercambiar experiencias.
  11. Capacitar a los miembros del Comité de Contraloría Social en cuanto a procesos administrativos y ejecución de obras.
  12. Reunirse con todos los miembros de la Contraloría Social permanentemente.
  13. Elaborar informe final del proceso de ejecución de la obra.
  14. Controlar, hacer seguimiento y evaluar todo lo concerniente a la ejecución del proyecto comunitario.

FUNCIONES DE LOS INTEGRANTES DE LA COOPERATIVA DE ADMINISTRACIÓN DE RECURSOS POPULARES

  1. Representar a la comunidad ante el ente bancario.
  2. Ser responsable de los recursos presupuestados y asignados para el desarrollo del proyecto.
  3. Solicitar copia certificada del proyecto comunitario.
  4. Realizar un cronograma financiero de acuerdo con el tiempo de ejecución de la obra.
  5. Enviar reportes financieros quincenales al Comité de Contraloría Social
  6. Ajustar el desembolso del dinero de acuerdo con el lapso de ejecución del proyecto.
  7. Realizar el control sobre la ejecución del proyecto a fin de efectuar los pagos correspondientes.
  8. Presentar el informe a la comunidad sobre rendición de cuentas del uso de los recursos financieros.
  9. Supervisar que los egresos de las cooperativas sean puntuales para la ejecución del proyecto.
  10. Capacitarse mediante talleres en áreas sociales: social, financiera y técnica para la elaboración y presentación de proyectos.
  11. Realizar reuniones periódicas con las comunidades a fin de informar sobre el manejo de los recursos financieros de la cooperativa.

ESTRUCTURA Y FUNCIONES

Cada Consejo Comunal estará integrado por: el órgano ejecutivo, la unidad de Gestión Financiera y la unidad de Contraloría Social.

El órgano ejecutivo promoverá y articulará la participación organizada de los integrantes de la comunidad, los grupos sociales y organizaciones comunitarias en los diferentes comités de trabajo. Éstos comités cubrirán las siguientes áreas: Salud, Educación, Tierra Urbana o Rural, Vivienda y Hábitat, Protección e Igualdad Social, Economía Popular, Cultura, Seguridad Integral, Medios de Comunicación e Información, Recreación y Deportes, Alimentación, Técnica de Agua, Técnica de Energía y Gas, Servicios, y cualquier otro que considere la comunidad. Entre sus funciones se encuentran: ejecutar las decisiones de la Asamblea de Ciudadanos, articular con las organizaciones sociales presentes en la comunidad y promover la creación de nuevas organizaciones en defensa del interés colectivo y el desarrollo integral, sostenible y sustentable de las comunidades, elaborar planes de trabajo para solventar los problemas que la comunidad pueda resolver con sus propios recursos y evaluar sus resultados, y elaborar el plan de desarrollo de la comunidad a través del diagnóstico participativo.

La unidad de Gestión Financiera estará integrada por cinco habitantes de la comunidad electos por la Asamblea de Ciudadanos y funcionará como ente de ejecución financiera de los consejos comunales para administrar recursos financieros y no financieros, servir de ente de inversión y crédito, y realizar intermediación financiera con los fondos generados, asignados o captados.

Esta Unidad se denominará Banco Comunal y pertenecerá a un Consejo Comunal. Sus funciones, entre otras, son: administrar los recursos asignados, promover la constitución de cooperativas para la elaboración de proyectos de desarrollo endógeno, impulsar el diagnóstico y el presupuesto participativo, promover el desarrollo local, los núcleos de desarrollo endógeno y cualquier iniciativa que promueva la economía popular y solidaria, y rendir cuenta pública anualmente o cuando le sea requerido por la Asamblea de Ciudadanos.

La unidad de Contraloría Social estará conformada por cinco habitantes de la comunidad, electos por la Asamblea de Ciudadanos para realizar la contraloría social y la fiscalización, control y supervisión del manejo de los recursos asignados, recibidos o generados por el consejo comunal, así como sobre los programas y proyectos de inversión pública presupuestados y ejecutados por el gobierno nacional, regional y municipal.

Este órgano de control deberá cumplir con las siguientes funciones: dar seguimiento a las actividades administrativas y de funcionamiento ordinario del Consejo Comunal, ejercer la coordinación en materia de Contraloría Social comunitaria, ejercer el control, fiscalización y vigilancia de la ejecución del plan de desarrollo comunitario y del proceso de consulta, planificación, desarrollo, ejecución y seguimiento de los proyectos comunitarios, y rendir cuenta pública de manera periódica.

LA COMUNA Y EL PODER COMUNAL

OBJETO DE LA LEY ORGÁNICA DE COMUNAS

Con la Ley Orgánica de Comunas se promueve la creación de una nueva instancia de gobierno territorial, la del poder comunal, con particularidades y características que la diferencian de las otras instancias de gestión gubernamental, tomando como base tres grandes premisas constitucionales: la primera contenida en el artículo 173 de la Carta Magna,“…la creación de entidades locales dentro del territorio municipal, así como los recursos de que dispondrán, concatenados a las funciones que se les asignen, incluso su participación en los ingresos propios del Municipio.” La segunda inherente al modelo democrático participativo y protagónico que la transversaliza y la tercera referida en el artículo 158 en cuanto a que “La descentralización, como política nacional, debe profundizar la democracia, acercando el poder a la población y creando las mejores condiciones, tanto para el ejercicio de la democracia como para la prestación eficaz y eficiente de los cometidos estatales”.

CONCEPTO DE COMUNA:

Las comunas son áreas o extensiones geográficas conformadas por las comunidades las cuales constituyen LA UNIDAD SOCIAL Y BASE POLITICA PRIMARIA DE LA ORGANIZACIÓN DE LA CIUDAD SOCIALISTA, gozan de personalidad jurídica y autonomía dentro de los límites de la Constitución y la Ley, constituyendo el núcleo especial Básico e indivisible del Estado Socialista venezolano. La Ciudad comunal se constituirá cuando la totalidad de su perímetro se haya establecido las comunidades, las Comunas y los Autogobiernos comunales de la siguiente forma: El territorio bien definido y demarcado que le corresponda (Población con residencia estable, organización de la comunidad mediante consejos comunales y debidamente registrados en los órganos competentes.

EL AUTOGOBIERNO COMUNAL:

Se ejerce por medio de la ASAMBLEA POPULAR VOCEROS Y VOCERAS COMUNALES, como órgano básico deliberativo, de gobierno y administración, integrada por voceras y voceros de las diversas organización comunitarias, grupos sociales, instituciones y empresas de propiedad comunal, social y estadal, los ciudadanos y ciudadanas que permitan al pueblo ejercer directamente: la definición, formulación, planificación, diseño, ejecución y el control de la gestión pública y la consiguiente evaluación de los diversas políticas públicas.

 Sus decisiones son de carácter vinculante para la comuna, para la ciudad comunal, demás autoridades locales, instituciones y empresas de diferentes formas de la ciudad comunal. Auxilia y coopera (Responsable y corresponsable) con lo demás poderes, sin perder su autonomía.

 FUNCIONES:

-La función ejecutiva a través de una terna de ciudadanos o ciudadanas Venezolanas, Voceros y Voceras, a quienes corresponde el gobierno y administrativa.
-La función de control y evaluación a través de la Contraloría Social comunal de ciudadanos y ciudadanas, como su principal órgano auxiliar y además complementario de la CONTRALORIA GENERAL DE LA REPUBLICA. Con plena autonomía orgánica y funcional para ejercer el control, la vigilancia y la fiscalización de las políticas comunales, la descentralización, la planificación, los ingresos, gastos y bienes comunales en los términos establecidos en la Ley y su ordenanza.
-La función de planificación que será ejercida en corresponsabilidad con el consejo comunal de transformación y planificación publica.

-La función deliberante.

AUTONOMIA DE LAS COMUNAS:

 Las comunas son las células que estarán conformadas por las comunidades, cada una de las cuales constituyen un núcleo especial básico en indivisible del estado Socialista Venezolano y tendrán el poder para contribuir a su futuro tendrán:

-Le elección directa de sus voceros y voceras a la Asamblea de gestión comunitaria, comunal y a la asamblea general de la ciudad comunal y/o Socialista.
-Crear instancias, mecanismos y sujetos de centralización, conforme a la nueva Constitución de la República Bolivariana y la Ley.…………………………………….
-Crear el concejo general comunal, como órgano superior de consulta y asesoramiento del autogobierno comunal y auxiliar de la asamblea popular voceros y voceras comunales.

-La libre gestión en materia de su competencia. Estará encargado de la planificación y coordinación de políticas y acciones para el desarrollo del proceso de descentralización y transferencias de competencias, bienes y servicios de los poderes públicos MUNICIPAL Y ESTADAL a la COMUNA y a los ciudadanos y ciudadanas comunales, elabora participativamente las ordenanzas: de contraloría social, de presupuesto, participación y corrupción.……………………………………
-Crear la contraloría social comunal de los ciudadanos y ciudadanas como órgano auxiliar de la ASAMBLEA POPULAR DE VOCEROS Y VOCERAS de la ciudad comunal y complementario de la CONTRALORIA GENERAL DE LA REPUBLICA con autonomía plena orgánica y funcional para ejercer el control, la vigilancia y la fiscalización de las políticas públicas comunales y de la ciudad. Este actuará bajo la dirección y responsabilidad del CONSEJO GENERAL COMUNAL y servirá de promoción y estimulo para la institucionalización de la presentación pública de los presupuestos y finanzas de la administración pública, así como para la debida rendición.
-Controlar, vigilar y fiscalizar los ingresos, gastos y bienes propios.………………..
-Impulsar y promover la participación ciudadana en el ejercicio de sus funciones relativas a los asuntos propios de la vida local y comunitaria conforme a su naturaleza.
-Crear el fondo de asistencia reciproca inter-comunitario para administrar los recursos provenientes del SITUADO y otros.

-La creación, recaudación e inversión de sus ingresos.

 En el ámbito de su competencia se cumplirán incorporando la participación de todo el pueblo en general al proceso de definición y ejecución de la gestión pública a cargo de las comunas; en el control y evaluación de sus resultados en forma objetiva, suficiente y oportuna conforme a la ley, sus actos no podrán ser impugnables sino por parte de los tribunales competentes de conformidad con las leyes.

INGRESOS:

-Los que obtengan por derechos de administración y tarifas en los servicios públicos que presten en ejercicio de sus competencias, y conforme en el artículo 184 de la nueva Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela y el artículo 63 de la ley orgánica de poder público municipal. ……………………
-Los aportes especiales y cualesquiera otros que por disposición legal le correspondan, incluyendo transferencias, subvenciones, donativos, asignaciones.

BIENES Y OBLIGACIONES:

Son bienes comunitarios todos aquellos de dominio público o privado que forman parte del patrimonio del Municipio y que hayan sido transferidos a la COMUNA respectiva para su administración y control, conforme con la  Constitución y la ley.

COMPETENCIAS CONCURRENTES:

La ley  contempla entre otros fines: Lograr una mejor y más eficiente distribución de competencias correspondientes a las comunas y a la Ciudad Comunal a los fines de garantizar el ejercicio pleno de autogobierno comunal socialista, responsable y autogobierno socialista revolucionario, corresponsable para garantizar el ejercicio del nuevo modelo de democracia participativa y protagónica.

FUSION:

Dos o más comunas podrán constituir una sola, cuando dicha fusión sirva para atender con mayor eficacia y eficiencia el desarrollo pleno de la democracia participativa y protagónica, en lo particular la administración y prestación de los servicios. La capacidad de una comuna para generar recursos propios para atender los gastos de gestión del auto gobierno y administración y proveer la prestación de los servicios mínimos gestionadas y transferidas, será fuente generadora de empleo y bienestar social para todo el ámbito municipal. A tal efecto poder establecerse convenios entre comunas orientadas por los principios de independencia, coordinación, cooperación y corresponsabilidad en la gestión pública.

LOS FINES DEL PODER POPULAR

 

El artículo 7 de la LOPP define los siguientes fines del Poder Popular:

  1. Impulsar el fortalecimiento de la organización del pueblo, en función de consolidar la democracia protagónica revolucionaria y construir las bases de la sociedad socialista, democrática, de derecho y de justicia.
  1. Generar las condiciones para garantizar que la iniciativa popular, en el ejercicio de la gestión social, asuma funciones, atribuciones y competencias de administración, prestación de servicios y ejecución de obras, mediante la transferencia desde los distintos entes político-territoriales hacia los autogobiernos comunitarios, comunales y los sistemas de agregación que de los mismos surjan.

Conforme al artículo 184 de la Constitución, esta transferencia de competencias sólo se puede referir a “servicios en materia de salud, educación, vivienda, deporte, cultura, programas sociales, ambiente, mantenimiento de áreas industriales, mantenimiento y conservación de áreas urbanas, prevención y  vecinal, construcción de obras y prestación de servicios públicos” a cuyo efecto se

pueden “establecer convenios cuyos contenidos estarán orientados por los principios de interdependencia, coordinación, cooperación y corresponsabilidad.”.

  1. Fortalecer la cultura de la participación en los asuntos públicos para garantizar el ejercicio de la soberanía popular.
  2. Promover los valores y principios de la ética socialista: la solidaridad, el bien común, la honestidad, el deber social, la voluntariedad, la defensa y protección del ambiente y los derechos humanos.
  3. Coadyuvar con las políticas de Estado en todas sus instancias, con la finalidad de actuar coordinadamente en la ejecución del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación y los demás planes que se establezcan en cada uno de los niveles políticos-territoriales y las instancias político- administrativas que la ley establezca.
  4. Establecer las bases que permitan al pueblo organizado el ejercicio de la contraloría social para asegurar que la inversión de los recursos públicos se realice de forma eficiente para el beneficio colectivo; y vigilar que las actividades del sector privado con incidencia social se desarrollen en el marco de las normativas legales de protección a los usuarios y consumidores.

La LOPP, define el control social, como el ejercicio de la función de prevención, vigilancia, supervisión, acompañamiento y control, practicado por los ciudadanos y ciudadanas de manera individual o colectiva sobre la gestión del Poder Público y de las instancias del Poder Popular, así como de las actividades privadas que afecten el interés colectivo.

  1. “Profundizar la corresponsabilidad, la autogestión y la cogestión.”

A los efectos de esta norma, la Ley define la corresponsabilidad, como la “responsabilidad compartida entre los ciudadanos y ciudadanas y las instituciones del Estado en el proceso de formación, ejecución, control y evaluación de la gestión social, comunitaria y comunal, para el bienestar de las comunidades organizadas”. La autogestión, se la define como el “conjunto de acciones mediante las cuales las comunidades organizadas asumen directamente la gestión de proyectos, ejecución de obras y prestación de servicios para mejorar la calidad de vida en su ámbito geográfico”. Y la cogestión, se la define como el “proceso mediante el cual las comunidades organizadas coordinan con el Poder Público, en cualquiera de sus niveles e instancias, la gestión conjunta para la ejecución de obras y prestación de servicios necesarios para mejorar la calidad de vida en su ámbito geográfico”.

Por otra parte, a los efectos de estas normas, la “comunidad organizada” se define

en la LOPP como aquella “constituida por las expresiones organizativas populares, consejos de trabajadores y trabajadoras, de campesinos y campesinas, de pescadores y pescadoras y cualquier otra organización social de base, articulada a una instancia del Poder Popular debidamente reconocida por la ley y registrada

en el Ministerio del Poder Popular con competencia en materia de participación ciudadana”.

LAS INSTANCIAS DEL PODER POPULAR.

 

1.-Las diversas instancias del poder popular y su personalidad jurídica

 En la Ley Orgánica de las Comunas, sin embargo, se define a las “instancias del Poder Popular como las constituidas “por los diferentes sistemas de agregación comunal: consejos comunales, comunas, ciudades comunales, federaciones comunales, confederaciones comunales y los otros que, de acuerdo a la Constitución de la República y la ley, surjan de la iniciativa popular.”

Todas estas instancias del Poder Popular reconocidas en la LOPP, como lo dispone su artículo 32, adquieren personalidad jurídica mediante el registro ante el

Ministerio del Poder Popular de las Comunas, atendiendo a los procedimientos que se establezcan en el Reglamento de la Ley. Con ello, en definitiva, se deja en manos del Ejecutivo Nacional la decisión de registrar o no un consejo comunal, una comuna o una ciudad comunal, y ello lo hará, por supuesto, aplicando la letra de la Ley lo que significa que si no está dominada por “voceros” que no sean socialistas, no cabe su registro ni, por tanto, su reconocimiento como persona jurídica, así sea producto genuino de una iniciativa popular.

  1. Los voceros de las instancias del poder popular y su carácter no representativo

 

Ninguna de las personas que ejercen la titularidad de los órganos del Poder Popular, y que se denominan “voceros”  tienen su origen en elecciones efectuadas mediante sufragio directo, universal y secreto. Ni siquiera puede decirse que tienen su origen en elecciones indirectas, pues en ningún caso hay elección directa de primer grado. En efecto, la LOPP no indica la forma de “elección” de los voceros de las instancias del Poder Popular, y lo que se regula en las diferentes leyes dictadas para normar las instancias del Poder Popular es una designación por órganos que no tienen su origen en elecciones directas universales y secretas.

En particular, por ejemplo, en la Ley Orgánica de los Consejos Comunales, se dispone que los voceros de los mismos son “electos” por las asambleas de ciudadanos (arts. 4.6 y 11), y no precisamente mediante sufragio universal, directo y secreto como lo prescribe la Constitución, sino mediante una supuesta “votación popular” que no es organizada por el Poder Electoral, y que se realiza en asambleas abiertas en las cuales no hay garantía del sufragio. La Ley, sin embargo, si indica que todas las instancias del Poder Popular que sean “electas por votación popular,” son revocables a partir del cumplimiento de la mitad del período de gestión correspondiente, en las condiciones que establece la ley (art. 17).

  1. Sistemas de agregación comunal

En el artículo 15.4 de la LOPP, se define a los sistemas de agregación comunal, a aquellas instancias que por iniciativa popular surjan entre los consejos comunales y entre las comunas; sobre lo cual el artículo 50 de la LOC precisa que “las instancias del Poder Popular podrán constituir sistemas comunales de agregación entre sí, con el propósito de articularse en el ejercicio del autogobierno, para fortalecer la capacidad de acción sobre aspectos territoriales, políticos, económicos, sociales, culturales, ecológicos y de seguridad y defensa de la soberanía nacional, de conformidad a la Constitución de la República y la ley.”

Las finalidades de los sistemas comunales de agregación conforme al artículo 59 de la LOC, son las siguientes:

  1. Ampliar y fortalecer la acción del autogobierno comunal.
  2. Llevar adelante planes de inversión en su ámbito territorial, atendiendo los lineamientos y requerimientos establecidos en los planes comunales de desarrollo respectivos.
  3. Asumir las competencias que mediante transferencias se le otorguen para la administración, ejecución de obras y prestación de servicios públicos.
  4. Impulsar el desarrollo del sistema económico comunal, mediante la articulación en redes, por áreas de producción y servicios, de las organizaciones socio-comunitarias de propiedad social comunal directa o indirecta.
  5. Ejercer funciones de control social, sobre los diferentes planes y proyectos que en su ámbito territorial ejecuten las instancias del Poder Popular o el Poder Público.

En todo caso, la LOC enumeró en su artículo 60, los diversos tipos de sistemas de agregación comunal así:

  1. El Consejo Comunal: como la instancia de participación, articulación e integración entre los ciudadanos, ciudadanas y las diversas organizaciones comunitarias, movimientos sociales y populares, que permiten al pueblo organizado ejercer el gobierno comunitario y la gestión directa de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades, potencialidades y aspiraciones de las comunidades, en la construcción de nuevo modelo de sociedad socialista de igualdad, equidad y justicia social”.
  2. La Comuna: como el “espacio socialista que como entidad local es definida por la integración de comunidades vecinas con una memoria histórica compartida, rasgos culturales, usos y costumbres que se reconocen en el territorio que ocupan y en las actividades productivas que le sirven de sustento y sobre el cual ejercen los principios de soberanía y participación protagónica como expresión del Poder Popular, en concordancia con un régimen de producción social y el modelo de desarrollo endógeno y sustentable contemplado en el Plan de Desarrollo, Económico y Social de la Nación.”
  3. La Ciudad Comunal: “son aquellas constituidas por iniciativa popular mediante la agregación de varias comunas en un ámbito territorial determinado”. Siendo las Comunas, conforme a la Ley, el “espacio socialista” y célula fundamental” del Estado Comunal, las Ciudades Comunales como agregación de varias comunas o sea de varios espacios socialistas, son concebidas también conforme a la Ley como Ciudades “socialistas” que como tales, están vedadas de hecho a todo aquel ciudadano o vecino que no sea socialista.
  4. Federación Comunal: como instancia de articulación de dos o más ciudades que correspondan en el ámbito de un Distrito Motor de Desarrollo.
  5. Confederación Comunal: instancia de articulación de federaciones comunales en el ámbito de un eje territorial de desarrollo.
  6. Las demás que se constituyan por iniciativa popular.

LAS ORGANIZACIONES Y EXPRESIONES ORGANIZATIVAS DEL PODER

POPULAR

  1. Formas organizativas del Poder Popular
  1. Las organizaciones del Poder Popular

Conforme al artículo 9 de la LOPP, las organizaciones del Poder Popular “son las diversas formas del pueblo organizado, constituidas desde la localidad o de sus referentes cotidianos por iniciativa popular, que integran a ciudadanos y ciudadanas con objetivos e intereses comunes, en función de superar dificultades y promover el bienestar colectivo, para que las personas involucradas asuman sus derechos, deberes y desarrollen niveles superiores de conciencia política. Las organizaciones del Poder Popular actuarán democráticamente y procurarán el consenso popular entre sus integrantes.”

  1. Las expresiones organizativas del Poder Popular

En cuanto a las “expresiones organizativas del Poder Popular,” conforme se dispone en el artículo 10 de la LOPP, las mismas son “integraciones de ciudadanos y ciudadanas con objetivos e intereses comunes, constituidas desde la localidad, de sus referentes cotidianos de ubicación o espacios sociales de desenvolvimiento, que de manera transitoria y en base a los principios de solidaridad y cooperación, procuran el interés colectivo.”

  1. Los fines de las organizaciones y expresiones organizativas del Poder Popular
  1. Consolidar la democracia participativa y protagónica, en función de la insurgencia del Poder Popular como hecho histórico para la construcción de la sociedad socialista, democrática, de derecho y de justicia.
  2. Impulsar el desarrollo y consolidación del sistema económico comunal, mediante la constitución de organizaciones socio-productivas, para la producción de bienes y servicios destinados a la satisfacción de necesidades sociales, el intercambio de saberes y conocimientos, así como la reinversión social del excedente.
  3. Promover la unidad, la solidaridad, la supremacía de los intereses colectivos sobre los intereses individuales y el consenso en sus áreas de influencia.
  4. Fomentar la investigación y difusión de los valores, tradiciones históricas y culturales de las comunidades.
  5. Ejercer la contraloría social.

 ÁMBITOS DEL PODER POPULAR

 

La LOPP distingue los siguientes “ámbitos del Poder Popular” se definen en la Ley Orgánica y que en la terminología tradicional de derecho público no es otra cosa que competencias que se asignan al Poder Popular: la Planificación de Políticas Públicas, la Economía Comunal, la Contraloría Social, la Ordenación y Gestión del territorio y la Justicia Comunal.

  1. Planificación de políticas públicas

Se define en el artículo 17 de la LOPP como “un ámbito de actuación del Poder Popular que asegura, mediante la acción de gobierno compartida entre la institucionalidad pública y las instancias del Poder Popular, el cumplimiento de los lineamientos estratégicos del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación, para el empleo de los recursos públicos en la consecución, coordinación y armonización de los planes, programas y proyectos a través de los cuales se logre la transformación del país, el desarrollo territorial equilibrado y la justa distribución de la riqueza.”

Por otra parte, vinculada a esta competencia de planificación, en cuanto a la “planificación participativa,” en la LOPP se la define como la “forma de participación de los ciudadanos y ciudadanas en el diseño, formulación, ejecución, evaluación y control de las políticas públicas”; y en cuanto al “Presupuesto participativo,” se lo define “como el mecanismo mediante el cual los ciudadanos y ciudadanas proponen, deliberan y deciden sobre la formulación, ejecución, control y evaluación de los presupuestos públicos, con el propósito de materializar los proyectos que permitan el desarrollo de las comunidades y el bienestar social general” (art. 8.12).

  1. Economía Comunal

La economía comunal, conforme se define en el artículo 18 de la LOPP, es un “ámbito de actuación del Poder Popular que permite a las comunidades organizadas la constitución de entidades económico-financieras y medios de producción, para la producción, distribución, intercambio y consumo de bienes y servicios, así como de saberes y conocimientos, desarrollados bajo formas de propiedad social comunal, en pro de satisfacer las necesidades colectivas, la reinversión social del excedente, y contribuir al desarrollo social integral del país, de manera sustentable y sostenible, de acuerdo con lo establecido en el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación y la ley que regula la materia.” Este ámbito de actuación del Poder Público se ha regulado en la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal el  cual se define en la Ley Orgánica de las Comunas como el “conjunto de relaciones sociales de producción, distribución, intercambio y consumo de bienes y servicios, así como de saberes y conocimiento, desarrolladas por las instancias del Poder Popular, el Poder Público, o por acuerdo entre ambos, a través de organizaciones socio-productivas bajo formas de propiedad social comunal”.

  1. Contraloría Social

En cuanto a la contraloría social, el artículo 19 de la LOPP la define como un “ámbito de actuación del Poder Popular para ejercer la vigilancia, supervisión, acompañamiento y control sobre la gestión del Poder Público, las instancias del Poder Popular y las actividades del sector privado que afecten el bienestar común, practicado por los ciudadanos y ciudadanas de manera individual o colectiva, en los términos establecidos en la ley que regula la materia. Este ámbito de actuación del Poder Público se ha regulado en la Ley Orgánica del Contraloría Social, donde se la define como “una función compartida entre las instancias del Poder Público y los ciudadanos, ciudadanas y las organizaciones del Poder Popular, para garantizar que la inversión pública se realice de manera transparente y eficiente en beneficio de los intereses de la sociedad, y que las actividades del sector privado no afecten los intereses colectivos o sociales”.

  1. Ordenación y gestión del territorio

La ordenación y gestión del territorio, conforme al artículo 20 de la LOPP, es un “ámbito de actuación del Poder Popular, mediante la participación de las comunidades organizadas, a través de sus voceros o voceras, en las distintas actividades del proceso de ordenación y gestión del territorio, en los términos establecidos en la ley que regula la materia.”

  1. Justicia comunal

 

En cuanto a la justicia comunal, el artículo 21 de la LOPP la define como un “ámbito de actuación del Poder Popular, a través de medios alternativos de justicia de paz que promueven el arbitraje, la conciliación, la mediación, y cualquier otra forma de solución de conflictos ante situaciones derivadas directamente del ejercicio del derecho a la participación y a la convivencia comunal, de acuerdo a los principios constitucionales del Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, y sin contravenir las competencias legales propias del sistema de justicia ordinario.

CONCLUSIONES

Actualmente existe en Venezuela un despliegue de la participación como el ejercicio más cercano a la democracia directa a través del diálogo, la corresponsabilidad, la mayor representación y el amplio carácter social y protagónico que se hace presente en la gestión pública por parte de comunidades, sectores y ciudadanía en general. Como resultado, la decisión pública se construye a partir de relaciones y eventuales alianzas entre actores que se relacionan, a veces siendo coincidentes en sus posiciones e intereses, y otras en medio de discrepancias.

Así, en los Consejos Locales de Planificación Pública la obligación que tienen estos de consultar a las comunidades y parroquias hace que pudiesen surgir diferencias acerca de las prioridades de desarrollo local en términos de inversión. El uso de técnicas y procedimientos de negociación permite la auto composición o arreglo directo entre las partes, sean ciudadanos o colectividades organizadas, sin intervención de terceros.

Es fundamental entonces, que todas las personas que formen parte de una organización comunitaria se conozcan a sí mismo como actor en cuanto a sus fortalezas y vulnerabilidades, no lo es menos que haga otro tanto con la contraparte. Ella es la otra cara de la moneda. Ver la situación desde la perspectiva del otro, sus objetivos, recursos y el equilibrio o capacidad de poder que posea comparativamente con el suyo. Tener muy en cuenta aquí que es importante establecer los intereses que están en conflicto y los que son coincidentes. Identificar qué está en juego. Fijar los objetivos deseables o aspiraciones y los que son esenciales, tomando en cuenta los puntos de retiro definidos para los asuntos de la agenda reparar en forma anticipada opciones posibles que se presentarán en la mesa de negociaciones posteriormente.

BIBLIOGRAFIA

Brower, J y Martinic, S (1991) Promotores Comunitarios. Sus aportes y dificultades. Fundación Bernard Van Leer. Cuarta Edición. Caracas. Venezuela.

Castro, F. (2001), El Proyecto de Investigación y su Esquema de Elaboración. Caracas: Colson, C.A.

Chávez, H (2007). Discurso de Juramentación del Consejo Presidencial Moral y Luces. Impulso de los Motores de la Revolución Bolivariana. Teatro Teresa Carreño. (25, Enero). Caracas.

Comunidades y sus tipos, (2007), Wikipedia (2007) (Documento en línea). Disponible en: www.wikipedia.com/comunidades/tipos.html. (Consulta: 10 Enero 2007).

Constitución de la República bolivariana de Venezuela Gaceta Oficial Extraordinaria N° 5.453 de fecha 24 de marzo de 2000.

Este, A (1995). Los desafíos éticos en el desarrollo. Ética, desarrollo y gobernabilidad democrática. Caracas. Documento en linea. Disponible en: http://www.iadb.org/ETICA/Documentos/ ve2_est_laocc.doc. (Consulta 05 Noviembre 2006)

Fadda, G (1990). La participación como encuentro. Fondo Editorial. Universidad Central de Venezuela. Caracas

Iglesias G y otros (2005) El desarrollo comunitario en la dimensión ambiental. Documento en línea. Disponible en: http://www.monografias.com/trabajos34/ desarrollo-comunitario/desarrollo-comunitario.shtml. (Consulta: Enero 2007)

Lozada, M (2005). Educar ciudadanía en tiempos de crisis. Eje escuela-comunidad. Trabajo de Grado publicado. Universidad Central de Venezuela. Caracas.

Ministerio de Participación Popular y Desarrollo Social (MINPADES). (2007). Proyectos Comunitarios. Asamblea Nacional de la Republica Bolivariana de Venezuela.

Primero Justicia. (2006) Primero Justicia en las comunidades. Documento en línea. Disponible en: www.primerojusticia.org.ve/pjaddmsg.asp?Idtema=3&

Ley de los Consejos Comunales (2006), Decreto Nº 434. Comisión Permanente de Participación Ciudadana, descentralización y Desarrollo Regional. Asamblea Nacional. Caracas. Venezuela.  del06 Abril 2006.

Ley Orgánica de los Consejos Comunales Gaceta Oficial N° 39.355 del 18 de diciembre de 2009, Gaceta Oficial N° 39.377 del 02 de marzo de 2010. 

Ley Orgánica del Poder Popular Gaceta Oficial Nº 6.011 Extraordinario del 21 de diciembre de 2010.

Veloso, A (2005). Reflexiones acerca del Trabajo Comunitario. Trabajo de Grado publicado. Universidad Central Marta Abreu de las Villas. Documento en línea. Disponible en: http://www.psicocentro.com/cgi-bin/articulo.asp. (Consulta 12 Noviembre 2006).

 http://www.monografias.com/trabajos91/consejos-comunales-en-venezuela/consejos-comunales-en-venezuela3.shtml#ixzz2iOX5kkzG